Hay un Fuego.

Seguiré contando mis experiencias musicales en la gran manzana y en Chicago en el próximo artículo,  pero antes quiero hacer un alto en el camino a raíz del libro que he leído de Christina Rosenvinge, su primera obra, titulada DEBUT,  para muchos, ella es la dama del rock del indie patrio, para mí, una tía con mucha clase y con personalidad desgarradora que escribe excelentes canciones que bailan al son de melodías oscuras. 

Su primer debut me ha enganchado y encantado de principio a fin. Es un libro autobiográfico en el que explica el proceso de creación de cada una de sus canciones,  sitúa al lector en el tiempo en el que las compuso, el mundo que le rodeaba en ése momento, sus inspiraciones, sus alegrías, sus preocupaciones, y tristezas. Vaya, narra lo que sería la vida de cualquier ser humano, pero en éste caso la suya, contada con la ayuda de una guitarra y una voz angelical. Aunque la diva vista de negro. Ángel se queda.

Leer sobre bandas de rock me encanta, sobre todo cuando la lectura está basada en el significado de sus canciones. Me interesa más eso, que los entresijos personales que puedan contar de la banda o de la estrella en cuestión. Cada vez que leo un libro así me sienta como una jarro de agua fría, en el buen sentido.  Es un choque con la realidad. Me explico. En los libros que me leí por ejemplo sobre LOS PLANETAS (Ya sabéis, mi banda de referencia)  Tanto en “Una Semana en el motor de un autobús”como en “ La verdadera historia  “, cuando descubrí el verdadero significado de todas aquellas canciones que había escuchado desde la adolescencia y que nada tenían que ver con lo que me imaginaba, me llevé un disgusto, pero en realidad me alegré por descubrir el verdadero significado de todo lo que componían. Lo que yo me había imaginado eran cosas más naïf, y las letras de Los Planetas son más bien crudas. Realidades duras por muy POP que suenen. 

Pues bien, en el libro de Christina hay un fragmento que especialmente me llamó la atención y es lo que me ha motivado a escribir en éste artículo porque creo que es una reflexión muy buena que me imagino que todos los artistas se han preguntado alguna vez. Aquí lo tenéis:

“El trabajo creativo no es respetado ni por los que lo hacemos. Cualquier asunto parece más importante que escribir una canción, un poema o un libro. Algo que en realidad nadie te ha pedido que hagas. ¿Por qué te empeñas en hacerlo? ¿Es por darte gusto a ti mismo? ¿Por obtener reconocimiento? ¿Qué función social cumplimos los artistas? ¿Basta con proclamarse artista para serlo? Si tu trabajo no produce renta económica, ¿Se puede considerar trabajo? Aún así, ¿Es un trabajo digno o es una frivolidad? Si es rentable, se convierte en un negocio, ¿Sigue siendo arte? Se pueden resumir las profesiones del mundo a dos campos: En uno se mejora la vida de la gente , y en otro se les venden cosas que no necesitan. ¿En qué campo estamos los artistas? 

Y de esto quería reflexionar, no sólo de aquellos artistas consagrados que ya tienen la suerte de poder vivir de ello, sino todas aquellas personas que tienen un don para la composición de canciones, voz para cantarlas, mano para escribir buenos relatos, fotografías, diseños, ilustraciones, pero que circunstancias  de la vida no viven de ello. Es decir, esa pasión se ha convertido en su hobby. Un hobby que cuesta tiempo para hacerlo, pero te da vida. Una afición que no es rentable económicamente, pero te llena los bolsillos de emoción, ilusión y satisfacción. Un hobby  que te permite soñar despierto. Un hobby que ilumina tus pensamientos. Un hobby que te da años de vida. Cuando ese hobby deje de ser esa ilusión, los días serán más grises. Y quizás , despiertes de ese sueño ilusionante que se llama VIDA. 

Hay una canción del grupo “La Maravillosa Orquesta del Alcohol” que se titula,” Hay un fuego”. Y habla precisamente de eso. Emociona leerlo, pero más aún escucharla. Os dejo con un trozo de su letra y con ésta humilde reflexión, os aconsejo que la escuchéis. 

“Él dijo una vez que no es la fama ni el dinero,
Pero cada lado significa el mundo entero, si es sincero
Seguiré tocando si me muero
No importa si vivo de esto o de ser camarero
Hay un fuego dentro que nos guía desde niños
La llama se quema si detrás no hay un latido
Hay un fuego dentro y será vuestro peor enemigo
Arderán vuestros continentes sin contenido
Canto para los que se han quedado sin motivo
Siempre he sido más de perdedores y perdidos
no vencidos…”

Para la diada de Sant Jordi no dudé en ir a conocer a Christina y que me firmara su Debut.

2 comentarios en “Hay un Fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s